KIKU POCH

MIS OBRAS SON UNA LLAMADA DESDE EL ARTE PARA PROTEGER LOS OCEANOS

Artista contemplando su pintura finalizada de un pez tropical colorido en su estudio lleno de luz.
Artista Kiku Poch en su estudio junto a una pintura al óleo de una tortuga marina en tonos dorados y marrones sobre fondo negro.
El artista Kiku Poch sentado junto a su pintura de una tortuga marina en su estudio.

 

Trabajo en dos estudios, en verano en Menorca y en invierno en Barcelona.

Siempre cerca del mar, mi gran pasión.

Mis cuadros, óleos sobre lienzo de lino, son un reflejo de mi atracción por el Mediterráneo y su luz.

La Costa Brava, las islas Baleares, la Toscana y la Riviera italianas, la Provenza, las islas griegas, fueron mi fuente de inspiración.

Pinté paisajes hasta 2015. En 2012 fui invitado por el Consulado General de España en Hong Kong para realizar una exposición individual allí y dar a conocer la belleza del paisaje español.

En 2016, después de muchos años pintando paisajes, necesitaba un cambio para mantener la motivación y hice un giro hacia una temática más contemporánea, cogiendo detalles de mis trabajos anteriores. Norays, anclas, cabos, cascos de barcos oxidados, ojos de buey, etc, tomaron el protagonismo.

 

En 2019 volviendo de un safari de buceo en el mar de Andamán, decidí dar un nuevo giro a mi pintura, hasta ahora el más radical y auténtico de mi carrera.

He buceado toda mi vida, desde el snorkeling a muy temprana edad en mi adorada Menorca, hasta conseguir el título de Instructor PADI.

Con los miles de fotos submarinas que hice buceando alrededor del mundo empecé a pintar la inmensa variedad y la explosión de color de la fauna marina.

Misma esencia pero otra mirada. No son simples óleos de peces, son retratos de animales marinos que nos miran intentando atraer nuestra atención, buscando nuestra complicidad, como una llamada desde el mundo del arte sobre la necesidad y la importancia de preservar los océanos.

Estudio de arte costero con pinturas de peces y decoración marina.